Una noche en Majahual

Continuo viaje hacia Majahual y Xcalac. Pueblos fuertemente castigados por los huracanes pero de una belleza realmente salvaje y afortunadamente auténtica. Entre Majahual y Xcalac hay dos formas de llegar. Una es por pista de tierra en bastante mal estado que requiere de mucha paciencia y la otra, es un acceso por carretera que supone hacer más kilómetros. Como tengo alma trailera decido ir por la de tierra pero uno de los puentes de la pista de tierra no soportó el último huracán y está derrumbado…no teniendo más remedio que volver y buscar el acceso por carretera. Al llegar a Xcalac me encuentro con un pequeño pueblo de muy pocas casas; con cierto aire fantasmagórica y decido volver a dormir nuevamente a Majahual. De nuevo soy un tipo afortunado y encuentro un pequeño hostal regentado y frecuentado por personajes realmente peculiares y de gran calidad humana, 

 

055b

Los protagonistas de aquella noche

 

Algunos como Martín “El Flaco” (el hombre de la camiseta de rayas azules de la foto superior) había sido testigo en primera persona del último huracán que asoló el pueblo. Y en su vida ya llevaba más de 5.. un auténtico superviviente y todos ellos tenían algo especial. Estaban allí, lejos de todo e incluso diría que alguno de ellos totalmente fuera del Sistema. Me contaron curiosidades del lugar e incluso anecdotas realmente sorprendentes como las del Loco Mike, un americano que llegó hasta aquí y en el último huracán aguantó hasta olas de 6 metros amarrado con una maroma al travesaño de una casa. Y así rodeado de toda esta buena gente, cené, disfruté de una charla inolvidable y me retiré a mi habitación no muy tarde ya que al día siguiente sobre las 5:30 comenzaría otro día de libertad total…

062b

Un nuevo día  me espera

Por la noche llegó más gente al Hostal y desde la habitación escuchaba más risas, más música y más fiesta. Efectivamente al levantarme se confirma que la noche fue dura para alguno que incluso no pudo dar un paso más y acabó durmiendo en la arena de la playa arropado con una manta. El amanecer entre palmeras, nuevamente es precioso y los pájaros no dudan en dar los buenos días al sol que pronto aparecerá.

042b


Posted in Reflexiones y vivencias by with no comments yet.

Deja un comentario