Cerdeña, un paraíso en medio del Mediterráneo

Esta isla italiana regala playas cristalinas, montañas pobladas de olivos, mirtos y juníperos y una cultura singular anclada en el tiempo. Destila los colores, aromas y sabores del Meditarráneo occidental, y los combina con un mundo antiguo de pueblos milenarios y tradiciones que a día de hoy se mantienen vivas.

Los paisajes están envueltos por el azul del mar y del cielo, mientras que la tierra emerge como un tapiz verde y rocoso, como corresponde a un territorio rico en montañas y bosques. Después de Sicilia, Cerdeña es la segunda isla más grande del Mediterráneo, con una superficie de 24.000 km2. Y tiene todo lo que se le suele pedir a una isla en este mar: aguas transparentes, olivos centenarios, variedad de paisajes –montes escarpados, valles, playas salvajes, acantilados…–, una gastronomía notable, llamativas tradiciones, fiestas populares, cierto misterio y esa sugerente sensación de tiempo detenido, de volver al pasado.


Posted in Viajes by with no comments yet.